¡Mis tres decepciones!

En las siguientes líneas, quiero como colombiano residente en el exterior, reiterar mi apoyo a las justas causas que convocan el paro nacional en la República de Colombia. También pretendo compartir con quiénes leen, tres decepciones que me embargaron durante el fin de semana del día de la madre.

La primera la titularé falta de conciencia

Resulta inexplicable entender el vacío de conciencia que evidencian algunos políticos que a pesar de no haber podido terminar su periodo como alcaldes de Pereira, hoy quieran romper el silencio lanzando de manera oficial una candidatura al Senado de la República.

En el silencio del ambiente me pregunto si es cinismo o egocentrismo, dos pésimas características que quizá terminen por seguirle restando a Colombia y no sumando, como todos necesitaríamos.

Decepciona interpretar a una sociedad sin memoria. ¿Acaso ya olvidamos que quién habla de empleo y oportunidades, se caracterizó por invisibilizar la meritocracia y enaltecer las cuotas políticas a través de contratos para el que más votos le puso? ¿Acaso no recuerdan, que quien habla de inequidad, infamia e injusticia, fue suspendido de la alcaldía por una aplicación que iba en contravía del tratamiento de datos personales?

Dentro del sentido común, el que una vez más termina siendo el menos común de los sentidos, no es posible comprender que un ciudadano que como alcalde le falló a la ciudadanía, hoy esté presentándose como candidato al Senado con un discurso en pro de la seguridad, cuando sus funciones nada tendrán que ver con ésta. Falta a la conciencia, aquel que no pudo demostrar su integridad.

La segunda la titularé el cinismo del silencio

Ya se rumoraba en la ciudad que el exalcalde estaba contemplando la posibilidad de presentar su nombre al Senado. Colombia entró en una debacle social desde el pasado 28 de abril, Pereira no se quedó atrás.

Todo inició por una reforma tributaria regresiva que tuvo rechazo inclusive de algunos representantes del gobierno. El exalcalde de Pereira guardó silencio alrededor del tema, mientras muchos líderes incluyendo el jefe de su partido, emitieron fuertes declaraciones en contra del Presidente y los autores del proyecto.

Luego llegarían las declaraciones del actual alcalde y los frentes de seguridad privada; medios nacionales, líderes de opinión y ciudadanos de a pie alzaron la voz de preocupación, pero el exalcalde, si, el mismo que le heredó el despacho al actual, guardó silencio.

Después se empezaron a ver los atentados y asesinatos disfrazados de restablecimiento del orden. El evento que detonó la situación, fue el de Lucas Villa y Andrés Felipe Castaño, medios nacionales e internacionales emitieron comunicados de indignación, pero el hoy candidato al Senado guardó silencio y cuando la ciudadanía le pidió declaraciones, emitió un único trino así:

“Rechazo enfáticamente lo que ha venido sucediendo. Lo de anoche es imperdonable. No más violencia. Respetemos la vida de los marchantes, de los policías, de los que no están en el paro. Comandante, Gobernador, Alcalde, Personera, Defensor, Procurador, Fiscal exigimos resultados.”

Su silencio alrededor de la reforma, los frentes de seguridad y los atentados, fueron una decepción monumental, luego confieso que no una sorpresa. Quedan en el aire algunos interrogantes, ¿será que el ciudadano exalcalde estaba de acuerdo con la reforma tributaria? de ser así, entonces por qué osa prometerle a la ciudadanía equidad y justicia.

¿Será que el exalcalde está de acuerdo con la conformación de frentes de seguridad privada para restablecer el orden? de ser así, muy grave, y de no serlo, recordemos que fue él quien le heredó el despacho al actual alcalde.

El ciudadano ha sido indiferente con la actual pluricrisis y con el debacle social que se ha gestado por unos diálogos mal manejados. Por lo anterior, su silencio en contraste con el acto de lanzamiento de campaña, termina teniendo características de cinismo.

La tercera, la titularé el oportunismo del gallo

El país viene atravesando una crisis social y económica de grandes proporciones, faltan por lo menos 10 meses para las próximas elecciones a congreso y presidencia. Sin embargo, el exalcalde de Pereira consideró oportuno un lanzamiento oficial de campaña en tiempos de crisis. Por tercera vez consecutiva, la ciudad de Pereira se enfrenta al marketing de “El Cambio”.

Un lanzamiento de campaña en el contexto actual que se vive genera sinsabores, inquieta saber ¿cuáles son las prioridades de los políticos de hoy? Sin embargo, la decepción e indignación se gestan luego de ver que fueron utilizados el nombre y la imagen de Lucas Villa dentro del discurso de lanzamiento, ignorando a Andrés Felipe Castaño, a Héctor Fabio Morales y a las demás víctimas de este conflicto que hizo catarsis en los últimos días.

El exalcalde es insensible con los familiares de un joven que lleva varios días huyéndole a la muerte, los mismos que quizá días antes, esperaban un contundente mensaje del hoy candidato al Senado, mensaje que nunca llegó.

Es triste ver que un candidato al Senado concentre su discurso en garantizar la seguridad o en hacer mención a la tendencia de Twitter, y no en una propuesta legislativa que denote una clara lectura de las necesidades del departamento y del país. Decepciona que un ciudadano replique el canto del gallo, pues recordemos que éstos son aves territoriales que muestran su poderío y dominancia mediante los desafiantes cantos, lo mismo que hizo el exalcalde en su alocución de campaña.

Mi Invitación a “el cambio”

Veo por primera vez en la historia una ciudadanía que clama de manera categórica CAMBIO. Hoy el hambre, el desempleo, la falta de oportunidades y la zozobra, no son impedimento para tomarse las calles con el fin de restituir derechos y tejer un proyecto de país en el que el sol brille para todos. Pero recordemos que EL CAMBIO es algo que se da en las urnas.

La primera invitación es a que salgamos a votar con la misma contundencia para construir un mejor país. La segunda, es que nos unamos todos y todas en esta campaña de “EL CAMBIO” y no votemos por personas que ya hayan tenido la oportunidad y le hayan fallado al pueblo.

Así que este próximo 13 de marzo de 2022, los invito a que salgamos a votar con toda, en las urnas con toda, a exigir ese cambio que soñamos, inspirados en ese cambio que soñamos, en esa esperanza de tener un mejor país. Yo soy Hernán Tena, creo en el cambio, en que se da en las urnas, castigando a los que merecen ser castigados. Tengo una pregunta para ustedes: ¿creen en el cambio, se atreven a cambiar? Si es así, no voten por los mismos con las mismas, por los que ya tuvieron su cuarto de hora.

Categorías Cultura

3 comentarios en «¡Mis tres decepciones!»

  1. Бесподобная фраза, мне очень нравится 🙂


    Очень советую Вам посетить сайт, на котором есть много информации на интересующую Вас тему. интересный мир, интересный или тут сайты про интересные факты

    Responder

Deja un comentario